sábado, 27 de agosto de 2011

La Noche Oscura del Alma


La Noche Oscura del Alma
27/08/2011


La vida es un ir y venir de situaciones… a veces estás mal, como puedes estar en el cielo. El objetivo de todo el trayecto que llevamos, es llegar a una posición en donde solo vivamos en eterna alegría y dicha, en eterna entrega a Dios Padre Creador.

Pero antes de llegar a esa, tan anhelada dicha perenne, nuestro cuerpo, nuestra consciencia, nuestro ser, debe pasar por la llamada… noche oscura del alma… y qué es esto, en palabras claras, objetivas, que puedas entender.

La noche oscura del alma, es vivir todo el compendio de emociones turbadoras, en tu cuerpo. Es sumar toda la rabia, malestares, ira, odio, todo lo que has podido experimentar durante toda tu existencia en la tierra… de forma controlada claro, y en proporciones livianas, que tu cuerpo pueda contener.
Entras en lo profundo del dolor, de todo lo que viviste… y ¿para qué? te preguntas. No es porque nos gusta verlos sufrir, no. Entras en ese estado, para jamás volver a pasarlo, para desear jamás, volver a sentir esa experiencia, que ya fue suficiente, con haberla vivido a lo largo de todas tus vidas, en el planeta tierra.

Entonces, cuando llegue ese momento a tu vida, cuando sientas que entras en la noche oscura del alma… solo déjate llevar… entra en ella… como entrarías en la luz… Y luego que lo hayas vivido plenamente y en consciencia, agradece por la enseñanza experimentada, despídete amorosamente por haberse presentado, pues esa ha sido la antesala a tu renacer, como un hermoso ser de luz resplandeciente, lleno de dicha y felicidad, por haber pasado exitosamente la última prueba, antes de trascender, antes de mirarse plenamente como el ser hermoso que eres.

No anhelen llegar allí… eso se dará de forma espontánea, de forma sutil y en el momento perfecto para ti. Pero cuando llegue… ya sabes que debes disfrutarlo plenamente, sin sentirte culpable.
Puedes llegar a sorprenderte, sintiendo que estás agradado por sentir el poder de tus emociones más perversas… pero no te juzgues, no critiques esa condición en ti… pues es eso, precisamente, lo que debes soltar… y pertenece a la ilusión que has vivido por tanto tiempo. Solo disfrútalo en su momento… y despídete sabiendo, certeramente, que lo que vivirás, desde ese momento en adelante… es la dicha y el poder de la luz, en cada célula de tu cuerpo.
Después de esto, no habrá otra cosa, más que pura dicha, felicidad plena y dicha eterna.

Nos vemos cuando mi corazón indique, que hay algo más para decir.



Ana Paula (SaräAmma)
http://isismikael.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada